No dejes de lucir linda

Posiblemente en repetidas ocasiones hayas escuchado sobre la importancia que tiene sentirte bien contigo misma, pero ¿sabes el impacto que esto tiene sobre los que te rodean?

Después de convertirte en madre es natural que tu autoestima se vea afectada pues tu figura difícilmente será igual a la que tenías antes de este importante evento de tu vida, además, el tiempo que antes era solo para ti ahora debes compartirlo y por eso ya no le dedicas tanto a tu cuidado personal, y tu apariencia refleja todos esos cambios.

Te puede interesar Microdermoabrasión

Mamá debe lucir bien
Mamá debe lucir bien

Aunque pienses que esos cambios te afectan únicamente a ti debes tener en cuenta que tu familia lo percibe; si quieres que tus hijos sean personas emocionalmente estables debes proyectarles autoconfianza, amor propio y autoaceptación, por ello

No renuncies a tu cuidado personal

Aunque ahora no tengas todo el tiempo puedes mejorar la organización de tu rutina para cuidarte y consentirte todos los días. Busca tratamientos que mejoren tu rostro así necesitarás menos maquillaje.

Cuida tu figura

No dejes de ejercitarte por lo menos 30 minutos al día, además busca otras alternativas para ver resultados en menor tiempo como los tratamientos de reducción de medidas de neoskin.

 

Leer también El amor propio contribuye con el amor en pareja

 

Alimentate sanamente

Cuida tu alimentación para evitar la obesidad y para sentirte mejor.

En este mes tan especial reconocemos el valor de tu esfuerzo, mamá; y te recordamos que queremos verte guapa, feliz, segura y con muchísima energía para que disfrutar de los detalles de la vida en compañía de tu familia.

Deja un comentario